Taller: Desarrollo de Habilidades y Cualidades del Lìder

Gracias a nuestros participantes.

Desarrollo de Habilidades 6 Desarrollo de Habilidades 5 Desarrollo Habilidades 3 Desarrollo de Habilidades 2 Desarrollo Habilidades 1

Publicado en Articulos | Deja un comentario

DIPLOMADO LIDER COACH 2015 TIJUANA

 

Logo lider coach Tijuana silvia

 

Coaching para Líderes

 

El Líder-Coach es el nuevo líder del siglo XXI, porque tiene en su repertorio la capacidad para empatizar, para escuchar, para guiar hacia una visión ambiciosa a las personas con las que trabaja, para hacer las preguntas más poderosas, para extraer el máximo de sus colaboradores porque ellos mismos lo quieren así.

 

El Líder-Coach no nace, se hace, para lo que requiere una formación que enfatice no sólo en su conocimiento sino en el desarrollo de competencias que le permitan liberar el talento de su equipo para poder alcanzar grandes objetivos y generar un entorno de confianza donde las personas aprendan y evolucionan, desde el conocimiento profundo del comportamiento humano y desde un auténtico trabajo de autoconocimiento de sus fortalezas y áreas de mejora.

Objetivo general:

Desarrollar en el participante las competencias básicas que lo habiliten como Líder-Coach, habiéndose ejercitado a través de la práctica, del estudio, de la reflexión y de la puesta en marcha de las técnicas de Coaching que aquí se le presentarán.

   
Formato:

El Diplomado consta de 4 módulos, de 20 horas cada uno y de 4 sesiones individuales de Coaching, así como de tareas individuales y lectura de bibliografía.

 

 

 

 

 

Duración:

–       Instrucción teórico-práctica presencial y virtual: 80 horas.

–       Sesiones introductorias: 4 horas.

–       Sesiones individuales de Coaching: 4 horas.

–       Tareas individuales y lectura de bibliografía:  32 horas

Total 120 horas

 

CONTENIDO TEMÁTICO:
Módulo 1. El Coaching en las organizaciones

–       Bloque A: ¿Qué es el Coaching?

–       Bloque B: El Coaching Empresarial

Módulo 2. El rol del Líder-Coach

–       Bloque A: Gestión del cambio

–       Bloque B: Enfoque en la persona

 

Módulo 3. La caja de herramientas del Líder-Coach

–       Bloque A: Competencias, actitudes y habilidades del Líder-Coach

–       Bloque B: PNL como herramienta del Líder-Coach

Módulo 4. La visión y el actuar del Líder-Coach

–       Bloque A: Pensamiento sistémico del Líder-Coach

–       Bloque B: Marketing y Personal Branding del Líder-Coach

 

Facilitadores:

Eduardo Infante – México.

Alberto Dziwak – Argentina.

Martín Fernández Gigli – España.

Laura Choriego – El salvador.

Silvia Sánchez –México

Omar de la Rosa-México

 

                                Informes: Silvia Sánchez Jiménez – Cel: (664) 355 56 54 –                                           Silvia.sanchez@bajacoachingintegral.com

silet96@hotmail.com

Publicado en Articulos | Deja un comentario

ESCRIBIDORES

escribiendoQuizá porque escuchan  con la piel;

quizá porque miran cuidadosamente  con cada mano,

porque nacieron con los ojos abiertos a la noche;

quizá porque su alma es tan vieja como las montañas,

porque conocen el nombre verdadero de cada río,

porque reconocen  la   tristeza del mundo  en el gemido del viento,

y el dolor profundo e intempestivo  en el océano encabritado;

quizá porque  intuyen desde niños el secreto inasible  de la vida

que se les escurre por los dedos, por los ojos, por el sueño.

Quizá por eso  ven lo que  nadie ve.

Quizá por eso nos ven como nadie nos ve.

Escuchan nuestro  dolorido silencio

Ese vacío de voz, de palabras, de susurros, de gemidos (cuanto llanto silencioso nos rodea);

Nos miran vacíos de brazos,  dedos, uñas (sin abrazos, sin caricias, sin rasguños );

ciegos, sordos, mudos, mancos.

Miran incontables hombres y mujeres que deambulan sin tocarse.

El miedo es nuestro nombre, la soledad es nuestro rostro, la fugacidad es nuestro tiempo.

Cierto, hace rato que no vemos, que no escuchamos, que no palpamos.

Así nos ven.

Porque ven a través de nosotros.

Este es el signo del  tiempo y los tiempos:  nuestra  soledad, nuestra  angustiante y silenciosas soledad.

Hombres y mujeres que hemos olvidado  nombre,  origen,  raíz,  esencia.

Pero no falta quien nos  vea y nos refleje.

Ellos, los que nacieron con los ojos abiertos a la noche,

los que tienen el alma tan vieja como las montañas,

nos muestran  lo que ven,

para que nos veamos.

Escribidores que  nos muestran con sus palabras

aquello en que nos hemos convertido,

palabradores que  reflejan aquello que,  de nosotros, hemos olvidado.

generosos del corazón, nos muestran

el reencuentro con aquello de lo que (ellos no lo han olvidado)

estamos hechos todos:

todos somos aire, y árbol, y bosque, y nube, y roca, y arena , y oleaje, y espuma, y trueno, y bruma…

y ojos, y brazos, y bocas, y lenguas, y palabras, y caricias, y aullidos, y canto, y herencia, y descendencia.

Escribidores que nos  invitan a que  veamos más allá de la máscara,

a ponernos frente a  aquello en  lo que nos hemos convertido,

a recordar lo que hemos olvidado, miremos de cerca  con cada mano,

acariciemos  cada palabra que flote en el silencio

reencontrémonos, con piel (es) , con  rostro (s) , con mano(s), con origen(es), con palabra(s),

encontrémonos.

 

Adolfo Morales Moncada

Publicado en Articulos | Deja un comentario

Reconocer los comportamientos que integran un equipo.

trabajo en equipo ivonneHoy recordaba la conversación que tuve con un cliente sobre la competencia que se genera en el trabajo. Consideramos que una persona demuestra su capacidad cuando compite con otros y obtiene el éxito; un ejemplo claro son los Juegos Olímpicos, en los cuales deportistas de diversos países luchan por obtener una medalla. Todos llegan con un solo objetivo luchar por obtener el premio, ninguno piensa lo que sucedería si todos llegaran al mismo tiempo o hicieran la misma marca.

Mi cliente hacía este símil para explicarme que en el trabajo sucede lo mismo, “Al gerente le reconocerán por sus propios logros”, “Tú sabes quienes son realmente buenos” me decía; “Nadie espera que todos se apoyen y lleguen tomados de la mano a los objetivos del mes o del trimestre”.

Pareciera que este discurso ya no es procedente en las organizaciones donde trabajamos en equipos, perseguimos el aprendizaje colaborativo y desarrollamos compensaciones los logros comunes, entre otros. Sin embargo mi cliente no tiene más de 30 años, hasta el momento la escuela y la vida empresarial le han enseñado que a él le reconocerán por lo que realice de forma individual.

¿Qué piensas tú al respecto? ¿Qué reconoces en tus hijos, colaboradores, personal a tu cargo, etc.?

Ser consciente de lo que realmente reconocemos nos permite comprender por qué las personas asumen determinadas actitudes. Hace unos años, cuando trabajé en la definición de los incentivos de venta de una empresa. Las discusiones más fuertes giraron en torno a qué era en específico lo que íbamos a reconocer en el desempeño de las personas. Visiblemente buscaba incrementar las ventas pero, de forma subyacente ¿Qué comportamientos premiaba?

Recuerdo un jefe que nos llamaba por separado, después de decirnos una larga arenga motivadora nos pedía un “trabajo especial”, que sólo podía realizarse con nuestras brillantes facultades. El día y hora de entrega del trabajo, nos encontrábamos 10 personas en su sala de juntas a las que nos había dado el mismo tratamiento y nos había pedido ese “trabajo especial”. Seguía una lucha encarnizada para que la idea que cada uno traía, fuera aceptada.

¿Método efectivo? Bueno…. El jefe pensaba que era un método extraordinario para despertar la creatividad, ya que la competencia generaba mejores ideas. Pero los comportamientos eran hostiles. La comunicación no era franca. Todo se hacía “a escondidas” para que nadie pudiera robarse la “idea”, lo cual generaba trabajos repetidos y desperdicios, había desgaste en el personal y un pésimo ambiente. La junta terminaba con GANADOR y un grupo de idiotas perdedores que no habían sabido defender su idea, de la forma sangrienta que al jefe le gustaba.

Las personas más productivas se fueron de la empresa, otros cambiaron de área para ampliar su campo profesional y aquellos que permanecieron eran conocidos como feroces ejecutivos dispuestos a todo, no siempre capaces ni acertados, pero si entrenados en el arte de la guerra y la destrucción.

¿Cuáles son las situaciones que vive tu equipo? Obsérvalas con cuidado ya que muestran:

  • L0 que reconoces como valioso
  • Las habilidades, características o actitudes que promueves a través de premios y penalizaciones.

Los pasos para generar aquellos comportamientos que favorecen la integración de los equipos son:

  1. Identifica los comportamientos que buscas. Si deseas un equipo fuerte, integrado, comunicado y comprometido, ¿cuáles serían los comportamientos que los integrantes del equipo realizarían para lograrlo?
  2. Define claramente los comportamientos que identificaste en el inciso anterior.
  3. Explica los comportamientos que se requieren.
  4. Genera espacios donde se desarrollen
  5. Vive diariamente los comportamientos que has definido. El ejemplo siempre arrasa.
  6. Al ingresar nuevos miembros, busca candidatos que posean estos comportamientos, aún en una escala mínima.
  7. Observa si estás reconociendo estos comportamientos. De no ser así realiza cambios en tus acciones. Recuerda que el reconocimiento no necesariamente es económico y que debe ser individual y en equipo. Otro aspecto importante es que el mismo tipo de reconocimiento no motiva a todas las personas.

Aportación de: Ivonne Mijares

 

Publicado en Articulos | Deja un comentario

Alertas a lo que la vida nos trae…

barcoEl ser humano vive como si estuviera dormido: hipnotizado por sus ondicionamientos, reacciona desde lo que la vida marcó en él, en vez de existir desde su verdadera identidad esencial.

La tarea o misión consiste en despertar (concepto fundamental en la Psicología Transpersonal, dado que su eje es potenciar en el individuo su posibilidad de vivir desde su Ser, y no desde lo condicionado).

Será necesario ir generando ese despertar,  entrenarse en el estar alerta ante la vida y ante su propia interioridad. Cuando no es así, la vida trae oportunidades y por no vivir en contacto con nosotros mismos, las dejamos pasar.

A todos nos ha sucedido alguna vez, por tanto la invitación es a estar realmente vivos, tomando aquello que nuestra verdadera esencia requiere.

Como seres humanos, nuestro único capital es el tiempo. De nosotros depende cómo invirtamos ese recurso no-renovable.

Aquí les compartimos un poema de Naomi Shihab Nye, escritora árabe-estadounidense contemporánea. Ella misma también nos dice: “Anda por ahí sintiéndote como la hoja de un árbol: consciente de que puedes caer en cualquier momento. 

EL VIAJE

No se trata realmente de que el barco
pasó sin que te dieras cuenta.
Más bien podríamos decir que el barco
paró directamente delante de la ventana de tu cuarto.
El capitán hizo sonar la sirena
y la banda comenzó a tocar una marcha triunfal.
El barco te llamó con un grito,
agitando sus banderas de colores brillantes,
su casco de plata brillando
a la luz del sol.

Pero tú tenías la idea de que irías por tren.
Así que seguiste mirando el horario de trenes.

El barco se cansó de esperarte,
levantó la rampa y
recogió el ancla.
El barco empezó a alejarse,
achicándose como un juguete…

Y en ese momento,
en ese preciso momento,
te dista cuenta de que tu verdadero amor
es el mar.

NAOMI SHIHAB NYE

Publicado en Articulos | Deja un comentario

Inseparables

inseparablesEl caso es que para vivirme
para inventarme, para saberme
te recorro, te descubro, te palpo
te huelo, te pruebo, te escucho

A veces, de noche en noche
en medio de mis sueños y delirios
te imagino, te invento, te sufro

Tu, para vivirte
me aceptas como un hijo propio,
me abrazas como si deveras me quisieras
me sonríes
me coqueteas
me seduces
mas sacudes
me estremeces
me cobijas.

A veces, me cansas, me abrumas, me desesperas
me pierdo entre tus infinitos rostros
tus múltiples voces, .
tus improbables historias

Yo, para amarte
en cada resquicio tuyo
te encuentro amor y te encuentro muerte
más de una vez, me he desangrado
en medio de tus brazos
y he sobrevivido aspirando de tu aliento

En las tardes de enero, me empapo de tu llanto

He sido feliz al amparo de tu mirada

El caso es que inseparables,
Nos vivimos y nos morimos juntos.

Autor:  Adolfo Morales Moncada

Publicado en Pensamiento | Deja un comentario

El Mensaje de George Carlin

caminando solo espaldasLa paradoja de nuestro tiempo es que tenemos edificios mas altos y temperamentos mas reducidos, carreteras mas anchas y puntos de vista mas estrechos. Gastamos mas pero tenemos menos, compramos mas pero disfrutamos menos. Tenemos casas mas grandes y familias mas chicas, mayores comodidades y menos tiempo. Tenemos mas grados académicos pero menos sentido común, mayor conocimiento pero menor capacidad de juicio, mas expertos pero mas problemas, mejor medicina pero menor bienestar.

Bebemos demasiado, fumamos demasiado, despilfarramos demasiado, reímos muy poco, manejamos muy rápido, nos enojamos demasiado, nos desvelamos demasiado, amanecemos cansados, leemos muy poco, vemos demasiado televisión y oramos muy rara vez.

Hemos multiplicado nuestras posesiones pero reducido nuestros valores. Hablamos demasiado, amamos demasiado poco y odiamos muy frecuentemente.

Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no a vivir. Añadimos años a nuestras vidas, no vida a nuestros años. Hemos logrado ir y volver de la luna, pero se nos dificulta cruzar la calle para conocer a un nuevo vecino. Conquistamos el espacio exterior, pero no el interior. Hemos hecho grandes cosas, pero no por ello mejores.

Hemos limpiado el aire, pero contaminamos nuestra alma. Conquistamos el átomo, pero no nuestros prejuicios. Escribimos mas pero aprendemos menos. Planeamos mas pero logramos menos. Hemos aprendido a apresurarnos, pero no a esperar. Producimos computadoras que pueden procesar mayor información y difundirla, pero nos comunicamos cada vez menos y menos.

Estos son tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, de hombres de gran talla y cortedad de carácter, de enormes ganancias económicas y relaciones humanas superficiales. Hoy en día hay dos ingresos pero mas divorcios, casas mas lujosas pero hogares rotos. Son tiempos de viajes rápidos, pañales desechables, moral descártable, acostones de una noche, cuerpos obesos, y píldoras que hacen todo, desde alegrar y apaciguar, hasta matar. Son tiempos en que hay mucho en el escaparate y muy poco en la bodega. Tiempos en que la tecnología puede hacerte llegar esta carta, y en que tu puedes elegir compartir estas reflexiones o simplemente borrarlas.

Acuérdate de pasar algún tiempo con tus seres queridos porque ellos no estarán aquí siempre.

Acuérdate de ser amable con quien ahora te admira, porque esa personita crecerá muy pronto y se alejara de ti.

Acuérdate de abrazar a quien tienes cerca porque ese es el único tesoro que puedes dar con el corazón, sin que te cueste ni un centavo.

Acuérdate de decir te amo a tu pareja y a tus seres queridos, pero sobre todo dilo sinceramente. Un beso y un abrazo pueden reparar una herida cuando se dan con toda el alma.

Acuérdate de tomarte de la mano con tu ser querido y atesorar ese momento, porque un día esa persona ya no estará contigo.

Date tiempo para amar y para conversar, y comparte tus mas preciadas ideas.

Y siempre recuerda: La vida no se mide por el numero de veces que tomamos aliento, sino por los extraordinarios momentos que nos lo quitan.


Publicado en Articulos | Deja un comentario

Fracaso a pesar de tener objetivos

imagen art. ivonnePara alcanzar una meta necesitamos saber a dónde y cómo queremos llegar. Esta pareciera obvio sin embargo es uno de los principales puntos por los cuales no alcanzamos los objetivos tanto a nivel empresarial como personal. Antes de avanzar es importante clarificar que es meta y objetivo.

Objetivo: es lo que queremos alcanzar, por ejemplo correr el maratón este año.

Meta: es la medida que me indicará que llegado con éxito a ese objetivo, por ejemplo quiero llegar en primer lugar al maratón de este año. No es igual llegar en el último lugar, que en el primero, o que reducir mi propio tiempo en minutos o segundos.

Si revisamos nuestros objetivos es probable que muchos de ellos no tengan una meta y que tampoco nos hayamos detenido a revisar cómo los vamos a alcanzar. En el ámbito personal están: voy hacer ejercicio, visitaré con más frecuencia mi familia, voy a estudiar más sobre este tema.  Y en el ámbito laboral podemos escuchar: incrementar las ventas, reducir la rotación, mejorar el nivel de satisfacción del cliente, etc.

La falta de metas convierte al objetivo en un buen deseo como los que nos planteamos para el inicio de un nuevo año. Establecemos una lista de cosas que desearíamos hacer, pero al final quedan en el olvido. Un ejemplo claro es el deseo de hacer ejercicio, si lo dejo sólo como un enunciado en la lista…. Se leerá así.

Propósitos para el nuevo año

  • Hacer ejercicio

Resulta genérico, puede ser cualquier tipo de ejercicio y en cualquier momento. Subir una escalera o practicar alpinismo pueden entrar sin problema, aunque no representan lo mismo. Tampoco hay algo que me rete a alcanzarlo o una necesidad que se cubra. Como no lo dimensiono en tiempo, costo, etc., no tengo conciencia de los elementos que deben intervenir para que se lleve a cabo y qué sucedería si no contara con ellos.

Si al escribir mi objetivo me planteo las siguientes preguntas….

¿Cuándo voy a iniciar? ¿A dónde voy a ir? ¿Qué días? ¿En qué horario? ¿Qué tipo de ejercicio quiero hacer? ¿Para qué quiero hacerlo? ¿Qué beneficios me va a aportar? ¿De estos beneficios qué quiero conseguir en el primer mes y en el segundo, tercero, etc.? ¿Cuánto voy a destinar económicamente al mes? ¿Qué otros esfuerzos se requieren para lograrlo? ¿Quiénes están involucrados?

Es posible que se leyera así.

Propósitos para el nuevo año

  • Hacer ejercicio

Tomar clases de natación, a partir del 8 de enero, en el gimnasio “Villaflores”, de lunes a viernes de las seis a las siete de la mañana y el sábado de siete a ocho de la mañana.

Me permitirá disminuir los dolores de espalda y bajar de peso.

Con este ritmo de ejercicio mi meta es disminuir dos kilos el primer mes y un kilo los meses siguientes, durante siete meses, posteriormente me permitirá mantener el peso correcto.

Pagaré mensualmente el 10% de mi sueldo.

Cómo me iré en automóvil, necesito negociar con mi vecino el acomodo de los coches.

Hemos agregado aspectos que nos permiten dimensionarlo, como la frecuencia con la cual realizaremos la actividad, el lugar en el cual se realizaría, las expectativas que deseamos alcanzar etc. desde el momento en que iniciamos este análisis nos damos cuenta si es viable el objetivo que estamos planteando, de la forma en que lo definimos y qué elementos adicionales necesitamos para conseguirlo.

Lo mismo sucede cuando hablamos de objetivos en nuestros negocios, los más comunes son: incrementar las ventas o reducir los costos. , Ambos metas específicas con una fórmula que nos permita determinar esta medición; además de identificar los diferentes procesos y objetivos ligados y el impacto que en ellos causaría.

Por ejemplo si para incrementar las ventas vamos a dar una comisión o incentivo adicional, esto impactará en el gasto de nómina, los procesos para realizar este pago, los impuestos de los vendedores y las utilidades.

¿Cuál es el incremento real en las ventas y en las utilidades que tendremos con el porcentaje de incremento que estamos proponiendo? ¿Qué porcentaje de las ventas y de la utilidad representa este nuevo incentivo? ¿Qué otros costos colaterales conlleva?

Requerimos visualizar si este incentivo o comisión resulta atractivo para el personal comercial y de qué forma se repartiría entre las diferentes posiciones (Gerente comercial, jefe de distrito, ejecutivo de cuenta, etc) o entre las diferentes ubicaciones geográficas.

También necesitamos un presupuesto mensual que nos permita llegar al porcentaje de incremento anualizado que esperamos, considerando meses más bajos y meses con mejores ventas. Muy importante será tener una fórmula que nos permita calcular este incremento a las ventas ya que será la base para saber mensualmente si estamos cumpliendo el objetivo y al mismo tiempo será el determinante para realizar el pago al personal.

Por último, deberemos analizar el impacto que esta propuesta tendrá en los diferentes departamentos de la empresa, si alguno fuera negativo se requiere establecer un plan de acción al respecto.

Contar con elementos que nos permitan evaluar los objetivos y su impacto nos ayuda a:

  • Tener certeza de lo que queremos
  • Definir el indicador de éxito del objetivo
  • Involucrar a las personas que nos ayudarán a lograrlo
  • Establecer las acciones que nos lleven a su cumplimiento
  • Identificar los posibles riesgos y generar planes de acción para atenderlos

Asegura el logro de tus objetivos personales o profesionales realizando un análisis de los mismos y determinando metas claras.

Contribución de: Ivonne Mijares

Publicado en Articulos | Deja un comentario

El reclamo

reclamoMi amiga tiene razón. Me reclama airadamente (está enojada) por mi tardanza en contestar sus correos electrónicos, los mensajes del Face, los del celular. Tiene razón. La tiene, y mucha,  cuando me dice que debiera aprovechar estos medios para saber de nuestras vidas, para desahogar el flujo cotidiano, para saber cómo su vida, su tiempo, su cotidianidad, sus querencias. Tiene razón, Tiene cuando me dice, sin decirlo, que uno no puede estar tan ocupado como para no enviarle unas letras, un mensaje breve, a una amiga que espera noticias de uno. Tiene razón. Lo he reconocido cuatro veces y me parecen insuficientes. Tiene razón.

Claro que cuando leo su correo (no el primero , sino el segundo , donde “me recuerda”, que no le he contestado ), reconozco la validez de sus reclamos y argumentos. El silencio (cuando hay quién espera una respuesta ) no solo es incómodo, es tan oscuro, que es difícil saber lo que hay ahí. Entendí lo que le pasaba a mi amiga. El silencio puede ser, está ocupado, no tiene tiempo para mí, no le interesa contestarme, se ha olvidado de mi correo, tiene mil cosas que hace, se le descompuso su computadora, perdió el celular,  ya no tiene Internet , ya contestará (pero la contestación no llega ), nuestra amistad ha dejado de ser importante , en fin , la lista de interpretaciones puede seguir. Y claro, uno no puede dejar que una amiga suponga cosas, no solo dolorosas, sino falsas.

No sé si a usted le sucede, pero yo acepto que con alguna (bueno, no alguna, mucha) facilidad me pierdo en la vorágine cotidiana ( llevar a los hijos a la escuela, el trabajo , el tráfico, las cuentas, la prisa, el llegar a tiempo, y luego, el cansancio, el sueño) y al hacerlo, sufro un exceso de contacto con el mundo, en detrimento del contacto conmigo mismo. Y al dejar de tocarme a mí, de sentirme, saberme, escucharme, pensarme, recordarme, se me van de las manos, de los ojos, de la piel, del recuerdo las cosas que me son importantes, relevantes. Al olvidarme de mí, al caer yo mismo en el silencio, se silencia aquello que habita en mí.

No crea que esta pérdida de contacto con uno mismo se limita a dejar de revisar el correo electrónico y dejar para otro momento (siempre es un verdadero misterio para cuándo) contestarlos. La cosa (así lo dice Mario Benedetti en un poema, que Martín Santomé le escribe a Laura Avellaneda ), es mucho más grave, cuando uno se aleja de sí mismo pasan o mejor dicho, dejan de pasar más cosas. Yo dejo pasar un tiempo incalculable sin escuchar música que disfruto verdaderamente (el adagietto de Mahler de la  5ª. sinfonía, algunas  sonatas de Beethoven, Bach en el cello de Yo Yo Ma, los cuartetos para cuerdas de Haydn ), pasan días sin leer algo Sabines, de Benedetti, de Neruda ( cualquiera de los sonetos que le escribió a Matilde Urrutia) ; dejo de escribir ( y esto no es una cosa menor en mi vida); olvido hace cuánto tiempo le llame a alguno de mis amigos solo para saber cómo estaba, o cuánto tiempo ha pasado desde la última vez en que me tomé sin prisa una taza de café.

Lo verdaderamente grave del asunto, es que cada una de estas cosas  de la vida (de mi vida ) le dan un cierto sabor, un aroma, una textura, un color, una sensación muy cercana a la felicidad. La felicidad tiene tantos rostros, aromas y sonidos y textura, y  sin estos breves momentos (que es decir, sin Mahler, sin Neruda, sin Bach, el piano de Argerich, el cello de Yo Yo Ma, sin llamar a los amigos, sin contestarle pronto sus correos, sin recuerdos, sin un café bien calibrado) hay algo de mí que está ausente. Sin eso, me da terror siquiera suponer en que me convierto. Pero seguramente, en ese alguien a quien mi amiga, con razón, le reclama su distancia y su silencio.

Le digo (me digo), creo que entendí lo que le sucede a mi amiga. Por lo demás, le agradezco a ella la sacudida, el reclamo más que merecido. Hace falta que cuando uno se va de sí mismo, alguien te llame y te traiga de vuelta.  Cuando hace falta que vuelvas a ti, a sentirte, escucharte, saberte. Volver a ti, habitar en ti, y con ello, volver a las cosas de las que estás hecho.

p.d. Claro que a mi amiga, ya le contesté.

Poe; Adolfo Morales Moncada

Publicado en Articulos | Deja un comentario

¿Reconoces lo excelentes que son los demás?  

Fiamma

Hace unos días caminaba por la calle cuando encontré a un niño de tres o cuatro años jugando a la pelota con su papá, cuando le pregunté quién iba ganando, el contestó: “los dos, mi papá y yo”. Horas después conversaba, en sesión de coaching, con una persona respecto a su dificultad para relacionarse con su hijo adolescente.

Mi cliente comentaba que les difícil tratar con su hijo, quien se queja de que todo el tiempo le señala lo que hace mal y debe corregir. Cuando le pregunté cuántas veces le expresaba su aprobación respecto de lo que había hecho bien, me dijo que nunca.

Tanto la vida personal como en el trabajo encontramos dificultad para reconocer cuando una persona ha hecho bien las cosas. Inclusive aquel que recibe el reconocimiento generalmente responde restándole valor al esfuerzo y al logro alcanzado. El primer pensamiento que aparece nos dice que es un tema cultural, ya que se nos ha inculcado que la humildad es una virtud apreciada. Inclusive podemos escuchar personas que señalan que no alaban a alguien para evitar que se vuelva creído o arrogante. Sin embargo esta “humildad” malentendida no necesariamente es sinónimo de sencillez y aceptación de los demás.

En el caso del niño del primer párrafo, el logro provenía de un esfuerzo de equipo. No importaba quién anotara más goles o conociera más del juego, ambos iban ganando porque ante sus ojos lo importante era jugar juntos, es decir compartir la actividad y los logros que de ella se deriven, sin importar si uno de los participantes era mejor que el otro. Él no pensaba si su papá dedicaba más o menos esfuerzo, si de forma “equitativa” a uno se le debía de dar más reconocimiento o si el reconocer a uno mermaba el valor que el otro tenía.

Mi cliente durante la sesión identificó que su soberbia le impediría alabar a cualquier persona, pues ello le mostraba débil ante los demás y le obligaba a asumir que había alguien que podría hacer las cosas igual o mejor que él. Mencionó que la constante, en su conversación era el señalamiento de los aspectos negativos.

En la oficina lo conocen como un jefe difícil al que nunca se le da gusto, pues hasta lo más perfecto tendría un error. La calidad del trabajo que entrega su equipo siempre es impecable, pero a cambio la mayor parte de subalternos huye en la primera oportunidad hacia otra área de la empresa. Él siempre ha pensado que le “roban” a su gente porque son “bastante buenos” gracias al alto nivel de exigencia con el que los trata.

Varias veces lo han llamado de Recursos Humanos para comentarle que su estilo generaba era el único motivo de rotación de su departamento. Sin embargo piensa que sólo los débiles no buscan superarse y aprender de sus errores. Si les dice que son muy buenos seguro se volverán flojos y poco atentos. Sin duda sus empleados han soportado el menoscabo de su valía porque necesitan el ingreso que reciben.

Las cosas se han complicado actualmente con un hijo adolescente que se ha salido de su casa para irse a vivir con un amigo. Cuando su padre le reclamo que no reconocía todo lo que había hecho por él… su hijo le contestó que sólo quería vivir con personas que lo vieran como persona y no quisieran que fuera perfecto. El dolor que le provocó la salida de su hijo taladra su alma.

Al terminar la sesión mi cliente se llevó como tarea decirle a su hijo que lo quería, algo que nunca le ha dicho en los casi 20 años que tiene.

Cada instante tenemos una nueva oportunidad para reiniciar, para cambiar el rumbo. Voltea a mirar tus temores, ellos encaminan tus pasos hacia lugares sombríos, en los cuales aparentemente te defiendes de lo que puede lastimarte. Lo que en la realidad consigues es alejarte y sentir que nada satisface lo que necesitas, porque tú has construido exigencias e ideales imaginarios que nadie puede alcanzar.

Un joven estudiante a quien daba coaching me dijo: Me he preguntado cuándo podré dominar mis temores para sentirme más seguro y crecer, pero entre más quiero encontrar la forma de controlarme, más se incrementan mis miedos.

Te invito a que conozcas y reconozcas los miedos que tienes, ilumínalos, obsérvalos con detenimiento, están los que te permiten sobrevivir, algunos ya no tienen razón de ser, otros pueden superarse, varios te acompañaran toda la vida. Cuando te hayas acercado a ellos y los aceptes dejarán de controlarte y podrás reconocer las cosas buenas que tú tienes y las que tienen los demás.

Tu brillo ilumina la grandeza de las personas.

Por: Ivonne Mijares

Publicado en Articulos | Deja un comentario